martes, 6 de agosto de 2013

En un momento de cabreo.No he podido remediarlo




   Indiscutiblemente las democracias occidentales han evolucionado hasta conseguir batir hitos históricos en la lucha a favor de los Derechos Humanos, no obstante el trabajo es un derecho fundamental y una solución psicológica, económica y social de todas las personas. Los estados (incluido, o principalmente España) deben garantizar este derecho realizando políticas que prioricen la creación y el mantenimiento del empleo, antes que incluso intentar cumplir con aquellas normas que marcan algunos tratados internacionales o de países socios, las cuales favorecen la recapitalización de la Banca y Grandes Empresas, el capitalismo feroz que acaba empobreciendo y sumergiendo a la clase trabajadora hasta las profundidades de la desesperación, el fracaso personal y la tolerancia hacia la esclavitud.

   El Gobierno español se ha posicionado claramente a favor de la opresión ciudadana, y lo intenta enmascarar con reformas nocivas en cultura y en educación, y recortes abusivos en ciencia, investigación y sanidad, creando nuevos impuestos y sanciones para beneficio de los bancos, las eléctricas y las grandes multinacionales y permitiendo a la vez la corrupción de las Instituciones españolas.

   Mientras tanto el ciudadano medio, cada día se empobrece más, se desmoraliza más, y ve como sus derechos civiles y laborales se van menoscabando día tras día, y cuando ese ciudadano padre de familia deja de pagar los recibos de su hipoteca porque se le acabó el paro, el estado le aplica la ley salvaje creada al efecto para desalojarlo de su vivienda y satisfacer así los intereses del banco.

   Cada día vemos en las cartillas de los ahorradores de a pié, como los bancos descuentan del  “haber” cuotas abusivas de mantenimiento, gastos de correo, comisiones por devolución, etc,  que no, a sus grandes clientes, a las grandes empresas, etc, con conocimiento y aval del Estado y ejerciendo éste una presión desorbitada sobre los ciudadanos (sobre todo autónomos y pequeños empresarios) para la obligatoriedad de domiciliar los pagos de cuotas a la Seguridad Social en la red de oficinas de sus amigos los Bancos aniquilando así una, de las cada día menos libertades individuales.

   Vemos a las Eléctricas y a las grandes empresas de Telefonía como con el favor del gobierno nos cobran cuotas y/ o tarifas  abusivas con contadores que nadie puede leer físicamente, las mismas que generan beneficios mil millonarios continuamente y que con el gobierno a su favor no paran de subir sus tarifas esgrimiendo un inventado “déficit tarifario”.

   Vemos como nuestros ayuntamientos, como administración más cercana se ven obligados a presionarnos fiscalmente para su supervivencia.   

   Y  ante este panorama donde el ciudadano se ha convertido en la Diana del Estado y de todas sus Administraciones tan solo me cabe pensar en un futuro tan negativo que verdaderamente solo sería capaz de cambiarlo la Ciencia Ficción.


                            España, 6 de Agosto de 2.013
                           Antonio Gómez Roldán


6 comentarios:

  1. Antonio Rodríguez Navas7 de agosto de 2013, 17:35

    Querido paisano, comparto tu opinión ... y tu cabreo. Saludos, y ya entraré por tu blog de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  2. tambien te podrias cabrear con las politicas socilistas que nos a llevado a la ruina de las familias mientras ellos repartian puestos a amigos y a familiares a diestro y siniestro no o acaso eso no te cabrea .tu sabias que a sido el gobierno que mas puestos de trabajo innecesarios a creado de amigos y familiares y esos son los que a llevado a la ruina a este pais .PP y PSOE mismos perros pero con distinto collar amiguete listillo .

    ResponderEliminar
  3. muy bien dicho anonimo ,tienen lo que se merecen y si esto no lo arregla este gobierno esto no lo arregla ni dios

    ResponderEliminar
  4. PERDONAR Q NO ESTE DE ACUERDO CON UNA COSA Q ABEIS DICHO Q ESTO NO LO ARREGLA NI DIOS PUES YO OPINO Q EL TRABAJADOR MIENTRAS ENTRE POR TODO LO Q ESTE GOBIERNO HACE NO TENDREMOS NADA Q HACER PERO SI NOS CALLAMOS Y NOS APOYAMOS UNOS A OTROS OTRO GALLO NOS CANTARIA Y NO HAY Q ESPERAR Q DIOS NOS VENGA A VER Y NOS HECHE UNA MANO

    ResponderEliminar
  5. Creo que Antonio no pretende buscar culpables de esta mala situación que atravesamos,solo q1uiere rechazar publicamente los modos y la forma que tiene este gobierno de intentar arreglar la crisis. Yo lo comprendo y lo animo. Un saludo

    ResponderEliminar